Café Royal emplea cookies a fin de ofrecerle la mejor atención posible. Si sigue navegando en el sitio web, está aceptando el uso de cookies.

Receta: pastas navideñas de almendra

Unas galletitas dulces para ir abriendo boca antes de la Navidad

Fuera ya hace frío y todos estamos deseando llegar a casa, donde se está bien calentito, y soñar un buen rato despiertos desde nuestro sofá. Ya han caído las primeras nevadas, tan esperadas sobre todo por los más pequeños, o están a punto de hacerlo. Resumiendo, que se acercan el invierno y la Navidad, un tiempo de ilusión, de paseos por el centro, de pasar horas y horas al calor de la lumbre. Y, en muchos países, una época en la que la repostería casera cobra una especial importancia. Para hacerle más dulce la espera hasta las Navidades, le presentamos nuestra receta especial.

1

Durante la temporada navideña, en muchos países se preparan dulces en casa. Allí ya huele a estrellas de canela, lunas de vainilla y bolitas de ron, las típicas pastas navideñas que a todo el mundo encantan. Pero nosotros buscábamos algo más especial: unas ricas galletas ideales para tomar con el café con leche del desayuno del domingo que tengan una presentación bonita y que desprendan un aroma que nos transporte ya a las Navidades y haga aumentar aun más la ilusión con que las esperamos. Así que nos hemos vuelto a poner el delantal y hemos estado haciendo experimentos en la cocina. Aquí le presentamos el resultado: ¡anímese a probar la receta!

Ingredientes:

2 huevos

500 g de harina

175 g de azúcar

150 g de almendras molidas

200 g de mantequilla o margarina

la corteza de 1 limón ecológico

1 ½ c/c de una mezcla de especias hecha con canela, nuez moscada, cardamomo y clavo

2 c/c de levadura química

300 g de almendras fileteadas

Azúcar glas

Tiempo de preparación: 45 minutos de preparación, dejar reposar una hora

Tiempo de horneado: 12-15 minutos a 180 °C con calor por arriba y abajo/160 °C con el ventilador

Unidades: unas 30 pastas

Utensilios de cocina: bol de tamaño mediano, robot de cocina/manos fuertes para amasar, colador, rallador, vaso circular, descorazonador de manzanas, bandeja para horno, papel de horno

2

3

Preparación

1) Para que al mezclar los ingredientes no se hagan grumos, tamice la harina, ya mezclada con la levadura, y déjela caer en un bol.

2) Añada el azúcar y la mezcla de especias y remuévalo todo con una cuchara.

3) Lave el limón con agua bien caliente y ralle toda la cáscara amarilla hasta que aparezca la parte blanca. Añada la ralladura de la cáscara del limón a los otros ingredientes que ya están en el bol.

4) A continuación, incorpore las almendras fileteadas y los huevos.

5) Corte la mantequilla (o la margarina) en trocitos y agréguelos a la masa.

6) Amase todo bien a mano durante diez minutos hasta obtener una masa homogénea o bien utilice para ello el accesorio de amasar del robot de cocina, que tardará solo cinco minutos en hacerlo.

7) Deje reposar la masa durante una hora en la nevera o al aire libre (al fin y al cabo, en invierno fuera hace el mismo frío o más).

8) Estire la masa que había dejado enfriar. Ayúdese después de un vaso circular para dar forma a las pastas y, con un descorazonador de manzanas u otro utensilio similar, haga un pequeño agujero en el borde de cada una de las pastas.

4

5-1

9) Precaliente el horno a 180 °C con calor por arriba y abajo o a 160 °C con el ventilador.

10) Cubra la bandeja con papel de horno.

11) Coja un buen puñado de almendras fileteadas y espárzalas por la bandeja haciendo círculos. A continuación, coloque sobre estas las pastas de manera que la parte de abajo quede totalmente cubierta de almendras.

12) Ahora, introduzca la bandeja en la parte central del horno, que ya estará precalentado.

13) Transcurridos aproximadamente entre 12 y 15 minutos, las pastas habrán tomado un ligero color marrón. Ya pueden ponerse a enfriar.

14) Déjelas enfriar un minuto en la bandeja. Acto seguido, deles la vuelta de manera que la cara cubierta de almendras quede hacia arriba y póngalas sobre una rejilla para que se enfríen. Así, usted mismo podrá decidir con cuánto azúcar glas, mucho o poco, espolvorear sus pequeñas obras de arte.

15) Prepare café con leche al estilo italiano para tomar con sus invitados, ponga una cucharilla de mango largo en cada vaso y coloque una o dos pastas. ¿A que el resultado no está nada mal?

6

7-1

Y ahora toca que pruebe usted a hacer la receta. ¡Ya verá cuánto disfruta! ¡Que aproveche!