Café Royal emplea cookies a fin de ofrecerle la mejor atención posible. Si sigue navegando en el sitio web, está aceptando el uso de cookies.

Receta de tartaletas de frutas del bosque

Delicias afrutadas para la hora del café

Siempre es un inmenso placer terminar una copiosa comida familiar con una taza de café. Un merecido descanso que se aprecia aún más cuando va acompañado de un delicioso postre. Las tartaletas de frutas del bosque son el toque ideal para la ocasión, por lo que le presentamos dos versiones de este manjar que conquistará el paladar.

31_Berry-Tarts_R2_S61B9987-26_158ede1be4c419

La célebre frase «menos es más» se adapta a la perfección a nuestra dulce propuesta de tartaletas de frutas, que incluyen bayas, masa quebrada blanda y crema pastelera con un resultado muy apetitoso. El binomio fruta-café se vuelve especialmente irresistible cuando las tartaletas se sirven con un café exprés ligero y de notas florales como el Café Royal Ethiopia.

Las tartaletas de frambuesas y arándanos también son una alternativa excelente al chocolate tradicional del final de la comida. Es una opción útil para dar una nota de sabor a su café o para acompañar el desayuno de los domingos. ¡Ya está aquí la ansiada primavera y apetece llenar los días de color!

258e01713acf57

Masa quebrada:

275 g de harina

225 g de mantequilla troceada en dados

1 huevo

1 pizca de sal

40 g de harina de almendra

80 g de azúcar glas

Ralladuras de limón

 

Crema pastelera de chocolate blanco:

200 g de nata líquida

200 g de crème fraîche

Medio limón exprimido

100 g de mantequilla

300 g de chocolate blanco

 

Fruta:

1 bol de frambuesas

1 bol de arándanos

Tiempo de preparación:

2 horas, planear 1 hora para dejar reposar la masa en el frigorífico y 5 horas para dejar reposar las tartaletas

 

Cantidad:

8 tartaletas

 

Utensilios de cocina:

8 moldes de tartaleta de 10 cm de diámetro, rodillo de cocina, film transparente, papel de hornear, una pesa, un cazo pequeño, un cucharón y una batidora

31_Berry-Tarts_R2_S61B0511-12_3

31_Berry-Tarts_R2_S61B0572-13_4

Elaboración de la masa quebrada

El gran secreto a voces es que podemos encontrar masa ya preparada en nuestro supermercado pero, aunque sea cierto, la elaboración casera de la masa tiene un sabor inconfundible.

1) Mezclar con todos los ingredientes necesarios para la masa con un robot de cocina o hacerlo a mano directamente.

2) Precalentar el horno a 200 °C.

3) Tras dejar reposar la masa en el frigorífico durante una hora, retirar y formar 8 bolas de masa de unos 85 g.

4) Untar de mantequilla los moldes de las tartaletas.

5) Estirar las bolas y colocarlas entre dos láminas de papel de hornear o de film transparente con la ayuda de un rodillo y colocar los discos de pasta en cada molde, presionando ligeramente.

6) Pinchar toda la superficie con un tenedor.

7) Cubrir con papel de hornear y colocar frutos secos o legumbres secas para que la masa no suba a la hora de hornear.

8) Hornear entre 15 y 20 minutos.

9) Dejar enfriar completamente antes de añadir la fruta.

31_Berry-Tarts_R2_S61B9871-4_5

31_Berry-Tarts_R2_S61B9863-2_6

Crema pastelera de chocolate blanco

1) En un cazo pequeño calentar la nata líquida y la crème fraîche.

2) Incorporar la mantequilla en dados.

3) Mezclar con la batidora de forma constante hasta que la mantequilla quede perfectamente integrada.

4) Añadir el chocolate blanco troceado.

5) La mezcla no debe llegar a hervir, solo calentarse hasta que todo esté fundido e integrado.

6) Para finalizar, añadir el zumo de medio limón.

Tartaletas de frutas del bosque

1) Verter la crema sobre las tartaletas con la ayuda de un cucharón hasta que la capa de crema llegue a los bordes del molde.

2) A continuación añadir la fruta y dejar enfriar.

3) Por último, solo hay que armarse de paciencia ya que las tartaletas deben reposar en el frigorífico como mínimo 5 horas antes de servir.

31_Berry-Tarts_R2_S61B9966-22_7

31_Berry-Tarts_R2_S61B0291-44_8

Las tartaletas de frutas del bosque son justo la chispa necesaria para deleitar a nuestros invitados con un apetitoso postre. ¡La mejor forma de acabar una agradable comida!