Café Royal emplea cookies a fin de ofrecerle la mejor atención posible. Si sigue navegando en el sitio web, está aceptando el uso de cookies.

5 consejos para un café saludable

Health up your coffee

El café en sí es sano. Pero solo en su forma pura. Quienes gustan de la variedad en el café apenas se cruzan con los siropes y demás, ¿no? Nuestros cinco consejos demuestran que un buen sabor y un estilo de vida saludable sí pueden ir de la mano.

Article_Healthier_Coffee_Image_01_Final

1. También puede tomarse sin azúcar

No es un secreto: el exceso de azúcar es dañino para el cuerpo. Sobrepeso, dolores de cabeza y cansancio son solo algunas de sus consecuencias. Por ello, nuestro consejo es tan sencillo como inteligente: renuncie al azúcar, sin más. Está demostrado que el café puro tiene efectos positivos sobre el sistema cardiovascular y puede aliviar los dolores de cabeza.

Pero, ¿y si un café sin endulzar no es una opción? Entonces, seguro que encontrará el edulcorante alternativo ideal de entre los muchos que hay. Productos naturales como el sirope de agave, la estevia, la miel y el sirope de arce o de flor de coco no influyen prácticamente sobre el nivel de azúcar en sangre y tienen un sabor incluso más intenso que el azúcar. A menudo bastan pequeñas cantidades para el dulzor deseado.

2. Bébalo «cold brewed»

Los cafés helados llevan tiempo ocupando de forma fija las estanterías de los supermercados. El cada vez más popular Cold Brew Coffee no solo está bueno, sino que también protege el estómago. Su nombre ya lo dice: el café molido se mezcla con agua fría (del tiempo) y está listo para consumirse después de pasar una horas en reposo. Este método de hervido especial ofrece una ventaja decisiva. Se liberan menos sustancias amargas y ácidas que en la preparación habitual con agua caliente. Esto protege el estómago sin renunciar al buen sabor.

Article_Healthier_Coffee_Image_02_Final

3. Menos es más

Un exceso de leche hace que las calorías de su café suban como la espuma con facilidad. Y no digamos los siropes y los añadidos. Incluso los golosos más acérrimos deberían preguntarse de vez en cuando: ¿De verdad necesito las nubes y la nata en el «hazelnut mocca latte»? Las variadas y naturales notas afrutadas, dulces o amargas del café solo pueden saborearse bien si se dejan a un lado los aditivos artificiales. Para todos los que rechazan el café puro: menos es más. Dese un gusto. Pero no todo a la vez en un solo vaso. Para los más arriesgados a la hora de experimentar y los deportistas, el Bulletproof Coffee conforma una alternativa saludable.

4. Pruébelo con añadidos naturales

De la canela se afirma que tiene tantas propiedades buenas que, definitivamente, no deberíamos relegarla a la Navidad en nuestros platos. O en nuestros vasos. A esta especia se le atribuye la reducción del azúcar en sangre y de la sensación de hambre. Una pizca en el café y declarará la guerra a las ansias de comer.

¿Un arma milagrosa similar? El cacao. No solo queda excelente junto con el café. También es un verdadero impulsor para el cuerpo y la mente. El café puede prolongar la concentración y reducir los nervios que puede provocar un exceso de café. En resumen: se refuerzan los efectos positivos de la cafeína y se reducen los efectos secundarios.

5. Preste atención a una buena calidad

Para obtener un café de calidad, en todo su viaje - desde el cultivo hasta la preparación - deben cumplirse estrictos criterios. Solo entonces el producto estará libre de sustancias nocivas y podrá convencer por su sabor. Para poder digerirlo, es esencial que se haya tostado de forma respetuosa. En el procedimiento profesional, el tiempo y la temperatura de torrefacción determinan qué aromas y cuánta acidez se da al café al final. Por ello, preste atención a los procesos de producción al comprar su café y se evitará más de un dolor de estómago.

Article_Healthier_Coffee_Image_03_Final

Article_Healthier_Coffee_Image_04_Final