Café Royal emplea cookies a fin de ofrecerle la mejor atención posible. Si sigue navegando en el sitio web, está aceptando el uso de cookies. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad.

Tipología de consumidores de café: el goloso

El dulce amor por el café

¿Dos cucharadas de azúcar en el café son muy poco? ¿Sin sabor no le gusta? ¿Un café sin nata solo está la mitad de bueno? Lo que muchos consumidores de café rechazan con firmeza, el goloso lo acepta con los brazos abiertos.

Sweet_Tooth_Article_Image01

Un gran silencio se expande por la esquina trasera de la cafetería. Con gran concentración y dotes acrobáticas, dos amigas inmortalizan sus creaciones cafeteras aún sin tocar y las comparten en Instagram  en pocos segundos.

Si bien llamar «café» a este tipo de bebidas es una definición muy vaga. Una más adecuada sería la de «pastel líquido en una taza». Se lo presentamos: es el goloso. A nadie le gusta tanto el azúcar y el sirope en el café como a este tipo de consumidor. Puede ser Vanilla Latte, Dark Chocolate Double Mocca o Pumpkin Spiced Latte – lo principal es que el café esté dulce. Y, si el goloso le tiene que ser sincero: lo principal es que el café sepa lo menos posible a café.

Sweet_Tooth_Article_Image03

Una característica muy reveladora para reconocer al goloso es la longitud del nombre y la pronunciación de su bebida favorita. Su complejidad da problemas ya cuando la pide, a ambos lados de la barra. Todos los baristas capaces de anotarse un «Double Choc Low Fat Whipped Cream Mocca Latte On Ice With Marshmallows» se merecen un gran respeto.

En una escala del 1 al 10, el goloso está la mayoría de las veces al borde del coma diabético. Le encantan todas las posibles combinaciones de nata, sirope de avellanas, salsa de chocolate o nubes. Uno se pregunta si sigue siquiera habiendo café en estas creaciones ricas en calorías. Para el goloso será siempre un misterio cómo alguien puede tomarse el café solo.

Sweet_Tooth_Article_Image02

Primero se comparte y luego se bebe

Al goloso le preocupa muchísimo mantener la mejor presencia posible en las redes sociales. Hace todo lo posible por adelantarse a las últimas tendencias gastronómicas y cafeteras. ¿El primer sitio de cafés servidos en conos de la ciudad? Seguro que no falta a la inauguración. ¿Una cafetería que hace arcoíris en el café con leche? Será su local de referencia desde el primer momento. Quienes quieran saber la ruta diaria exacta que hace el goloso solo tendrán que echar un vistazo a sus historias en Instagram.

Le gusta comprar sus cafés en las cadenas conocidas. Pues sabe que estas tienen la mayor selección de siropes. El sabor de su siguiente inyección de azúcar dependerá en gran medida de la época del año. Así, como muy tarde a finales del otoño, cambia las mezclas de café con hielo por un latte con especias y calabaza. Por suerte, porque al fin y al cabo quedan mucho mejor en Snapchat.

Sweet_Tooth_Article_Image06

Un amor por el azúcar demostrado por la ciencia

Además de en forma líquida, al goloso también le gusta el dulce en su forma agregada habitual: sólida. En cualquier sesión de tarde de este tipo de consumidor de café no faltan cookies, brownies o un buen trozo de tarta. Por ello, si va a menudo a tomar café con un goloso, debe controlarse la glucosa en sangre con regularidad. En su lugar, ofrecemos a todos los aficionados a la sacarosa nuestra Flavoured Edition para evitar que tengan un pico de azúcar. Con ello, los golosos disfrutan del sabor del caramelo o las almendras sin lanzarse directamente al nirvana del azúcar.

Por cierto, ya se demostró científicamente hace mucho por qué se combinan especialmente bien las cosas dulces y el café: según un estudio, la cafeína del café hace que el sabor del dulce se aprecie menos dulce. Es por ello que (no solo los golosos) se trata de compensarlo con más azúcar, sirope o galletas. Si pertenece a este tipo: ¡Enhorabuena, acaba de encontrar la excusa perfecta para las futuras discusiones sobre sus preferencias cafeteras!

Contemplando más de cerca a esta especie, llama la atención una cosa: son especialmente los novatos del café los que aprecian el que las creaciones enriquecidas con golosinas apenas sepan a café. ¿Es posible que la del goloso, por tanto, sea solo una fase en el desarrollo de todos los consumidores de café? ¿O la expresión de un inquebrantable amor por el dulce?

Sweet_Tooth_Article_Image04

El goloso

  • ¿Cómo se le reconoce?
    Llega un rastro de nata y virutas de chocolate hasta su mesa.
  • ¿Qué le dice a usted?
    «Que ahora se le pone un unicornio a todo, incluso al café, ¡y es fantástico!»
  • ¿Qué pasa si toman café juntos?
    Estará más despierto de lo normal.
  • ¿Qué puede aprender de él?
    Simplemente, no se tome el tema del café demasiado en serio. Tomar tres siropes de golpe puede estar más bueno de lo que sospecha.
  • ¿Cuál es la mejor manera de tratarlo?
    No olvidar darle «like» a su última foto de Instagram.