Café Royal emplea cookies a fin de ofrecerle la mejor atención posible. Si sigue navegando en el sitio web, está aceptando el uso de cookies.

Vista general

Procedencia

La India, tierra de café

¡Adiós al té! Descubra por qué la India está entre los países productores de café más interesantes del mundo

¿La India? Nos vienen a la mente el yoga, las especias y el té chai. ¿Pero, el café? Como que no acaba de encajar con la imagen que tenemos de este país. Sin embargo, lo cierto es que ya hace tiempo que se encuentra entre los principales exportadores de café. Lea por qué el café indio está entre los más interesantes del mundo y por qué hasta sus habitantes lo consumen cada vez más en lugar del té.

cw-india-1

Además del resto de países asiáticos, quizás no haya ninguna otra región que se asocie más al té que la India, ¡y con razón! Aunque ya se plantaron cafetales de forma sistemática a finales del siglo XVIII, cuando el país era colonia del Imperio británico, el producto no tuvo una buena acogida. La demanda de té era, simple y llanamente, demasiado grande y aquel «aguachirle marrón», un raro producto exótico en un país lleno de colorido.

Granos de calidad con carácter

Un gran logro en el ámbito del café en la India fue la creación de la autoridad cafetera del país en los años 40 del siglo pasado. En la actualidad, esta innovadora sociedad sigue implicada en la investigación de nuevas tecnologías para el cultivo, la recolección y el procesado, lo que favorece enormemente a los caficultores. Gracias a su continua evolución, la India se ha convertido en uno de los principales productores de café en bruto del mundo. Ahora, este café ya destaca por su gran calidad y la amplia gama de sabores de sus variedades regionales.

Dado que esto es así, para Café Royal la India también es uno de los países más importantes a los que compramos nuestro café. Y por cierto que lo utilizamos en productos muy diversos, por ejemplo, en nuestro café de origen único. En él destacan especialmente las particularidades locales, pero también constituye un interesante elemento complementario para nuestras mezclas. Las características propias del café indio son un cuerpo vigoroso, una textura cremosa y su escasa acidez.

cw-india-2

De cómo el café filtrado se reinventó en la India

Que el café indio goza de una buena acogida en todo el mundo ha quedado ya de sobra demostrado. Pero ¿qué tal es esta entre los propios habitantes del país? Pues, a pesar de la tradición de tomar té, se ha desarrollado una cultura del café en toda regla. Así, en los últimos años y décadas, en los centros urbanos han abierto numerosas cafeterías. Cada año, el consumo interno asciende a unos dos millones de sacos de café, con tendencia al alza. El café filtrado tradicional es una especialidad del país que a los occidentales les resulta un tanto rara, pues se prepara con una parte de achicoria por tres partes de café. Sí, han leído bien, se elabora a partir de esa verdura.

Café y pimienta: la combinación que al campesino sustenta

Algo más de la mitad del café indio crece en el sur del país. Las regiones cafeteras tradicionales son los Estados de Karnataka, Kerala y Tamil Nadu. Pero la costa este, con Andhra Pradesh y Odisha, también está a la cabeza de la producción de café. Tienen un clima templado y el monzón, que suponen una clara ventaja. Este último permite que haya disponibles suficientes recursos hídricos a lo largo de todo del año. Otra de las particularidades son los denominados «sistemas agroforestales». En ellos, los cafetos se plantan al abrigo de árboles de sombra que, por una parte, protegen estas delicadas plantas de la erosión del terreno cuando se producen fuertes lluvias y, por la otra, permiten la existencia de biotopos con diversas especies animales y vegetales. Los agricultores aprovechan esos árboles para cultivar también pimienta, cuyas plantas crecen trepando por ellos hasta los diez metros de altura. Esta pimienta es una fuente de ingresos adicional que los campesinos siempre agradecen.

Por último, hay algo más que hace que el cultivo de café en la India sea único: su diversidad. Y es que, al contrario de lo que ocurre en otros países productores, allí se encuentran las dos especies más importantes de café: Canephora (popularmente conocida por el nombre de «Robusta ») y Arábica.

cw-india-3

También para estómagos delicados: granos de café de la temporada de los monzones

Entre los factores regionales se encuentran la recolección y el procesado del café. Mientras que en muchos otros países las bayas de café se recolectan con máquinas, en la India, esto se hace a mano. En consecuencia, la cosecha es muy laboriosa y los ingresos que reporta, menores que en los países productores con mayor industrialización. Sin embargo, cabe destacar que esto redunda en la calidad, pues en la cesta solo se meten las bayas maduras.

Una vez listas las bayas, para su procesado se recurre a todos los métodos posibles, desde el beneficiado húmedo, pasando por el semiseco, hasta el seco y sin olvidar el monzónico, exclusivo de la India, entre los meses de junio y septiembre. ¡Y menudo método! Ya lo dice su nombre: las bayas de café se exponen a las extremas condiciones meteorológicas de los monzones. Una vez seleccionadas y secadas, debido a la humedad y al calor del ambiente, se hinchan notablemente. A continuación, se procede al secado en sacos de tela expuestos a los vientos monzónicos, un proceso que dura varias semanas. Durante este tiempo, los granos pierden mucha humedad y, por tanto, también peso. Con este método de beneficiado, no solo cambia el color del grano de café (que generalmente es pajizo), sino también su sabor. Se trata de un café de gusto intenso y equilibrado con escasa acidez: una auténtica bendición para quienes tienen el estómago delicado.

cw-india-4

El café indio, un producto interesante y sostenible también de cara al futuro

Precisamente este tipo de café Arábica lavado y monzónico es el que, junto con el Canephora, utilizamos para nuestras mezclas. Mientras que los cafetos Arábica se plantan, debido a su clima, en regiones más altas y en explotaciones más grandes, los Canephora se encuentran en minifundios situados en regiones más bajas y cálidas. Independientemente de la especie de la que se trate, ambos cafés cuentan con la certificación UTZ.

UTZ es un sello de calidad que se concede a plantaciones cafeteras sostenibles. En el caso de los grandes productores, la certificación garantiza una gestión profesional de los cafetales y unas condiciones laborales dignas. Asimismo, también se comprueba que se respeten los estándares ecológicos. Las familias que residen en los alojamientos de las plantaciones tienen acceso a agua potable limpia, luz e instalaciones sanitarias. En el proceso de certificación de UTZ, los pequeños agricultores reciben formación de cara a mejorar sus prácticas de cultivo.

En resumen, se puede decir que nuestro café de la India no solo es extremadamente variado e interesante, sino que se trata de un producto, además, sostenible.