Café Royal emplea cookies a fin de ofrecerle la mejor atención posible. Si sigue navegando en el sitio web, está aceptando el uso de cookies.

Los cafetales

Al sol, en la selva, en nuestros escritorios... ¿dónde puede plantarse café?

En nuestro artículo sobre los países productores de café explicamos ya de dónde proviene nuestro café. Pero ¿cómo es el proceso de su plantación? Vamos a mostrarles qué tipo de cafetales existen hoy y, además, si es posible también cultivar café en casa.

plantations-01

¿Podría usted decir sin pensarlo cómo son las plantaciones de melones, carambolos o mangos? Nosotros tampoco. Sobre el cultivo del café, en cualquier caso, sí sabemos bastante. Por ejemplo que se planta café en más de 85 países, que es en las inmediaciones del ecuador donde mejor se siente, que busca una equilibrada mezcla de luz, sombra, humedad y calor.

El café es... ¿qué es en realidad el café?

El café no es en principio un grano, sino una planta. Tarda varios años en crecer hasta convertirse en todo un señor árbol, que a su vez produce bayas de cuyas semillas, por fin, proceden los granitos que conocemos tan bien. Con frecuencia se habla asimismo del arbusto del café, porque, para facilitar la cosecha, los agricultores someten el árbol a una intensa poda, con lo cual pierde algo de su señorío... Hasta aquí hemos hablado sobre la planta en general.

Por supuesto, y si miramos más de cerca, no existe una única planta del café, sino especies muy diferentes de las cuales existen diferentes variedades de café. Pero en un 99 por ciento se utilizan o bien variedades Arábica o Canephora, también llamada Robusta. Y para esta planta tampoco existe solamente un único método de cultivo.

Cultivo en huerto: bienvenidos al salvaje este

El cultivo en huerto es probablemente la forma más natural en que crece el café. En parte, lo hace allí por propia voluntad, es decir: ¡de forma silvestre! El ejemplo paradigmático de ello es Etiopía, al este de África, país al que no en vano se denomina la cuna del café. Allí la planta crece o de forma silvestre en el bosque, o bien en pequeñísimas plantaciones al lado de las casas, donde puede crecer en su mayor parte libre de cualquier traba.

plantations-02

La diversidad de la flora y la fauna alrededor hace que el café apenas sufra ataques de parásitos. La razón está en que los insectos, formando parte de un gran ciclo, combaten entre sí mismos. La gran desventaja: no se hace poda de los árboles, o solo muy ligera, y se prescinde de utilizar abonos industrialmente, con lo que las cosechas son muy reducidas. Los denominados cultivos mixtos, como por ejemplo la plantación de frutales, ayudan a que el agricultor pueda aumentar la cosecha.

Cultivo a la sombra: para plantas del café proclives a quemarse

A diferencia de la Canephora, más robusta, la planta Arábica siente una inclinación más moderada por el sol. Por ello, en la mayoría de los países no se la planta sola, sino en medio de otras especies, los denominados árboles de sombra. Para este fin se recurre, por ejemplo, a aguacates y bananos o al poró, un árbol de sombra clásico en Costa Rica.

Árboles como estos no solo sirven de protección solar para las plantas Arábica. Al mismo tiempo, protegen contra la erosión del suelo y su follaje dispensa un abono natural. La sombra, en cualquier caso, hace que el crecimiento de la planta sea más lento, por lo que con este método se consiguen cosechas algo menores. El crecimiento más lento, de todos modos, también aumenta la calidad. La baya tiene aquí más tiempo para desarrollar todo su dulzor. Y ello a su vez tiene efectos positivos en el hueso, o sea lo que llegará a ser el grano del café.

plantations-03

Cultivo al sol: cuando el calor tiene también su lado sombrío

En el cultivo al sol sucede lo contrario: la irradiación solar directa hace que las bayas crezcan muy rápido, y con ello aumentan las cosechas. A ello se añade que los arbustos del café pueden estar muy cerca unas de otras: no hay árboles de por medio.

En cualquier caso, este tipo de monocultivo tiene también sus sombras: por la falta de biodiversidad, las plantas de café son más propensas a sufrir parásitos, así como necesitan abono adicional, y las plantaciones tienen que enfrentarse a la erosión del suelo. En este tipo de cultivo se emplea principalmente plantas Canephora, que necesitan calor, y algunos nuevos cruces de Arábica.

Cultivo en terrazas: bótox para el árbol del café

El cultivo en terrazas tiene su técnica propia. Como el propio nombre indica, aquí los árboles del café se plantan en superficies escalonadas como las de un anfiteatro. ¿Lo singular del caso? Se poda los árboles cada tres años.

Con ello, ciertamente, hay que tener algo de paciencia hasta la cosecha siguiente. Pero, a cambio, la cosecha se multiplica. ¡La poda actúa como una verdadera cura de rejuvenecimiento! Fomenta la floración de la planta, por lo cual favorece también la producción de bayas.

plantations-04

Cultivo en casa: cómo tener a África en la habitación

Para el cultivo en interior, no hace falta crear terrazas, ni plantar aguacates ni emigrar a Brasil. Siempre que se procure a las plantas un entorno térmico templado, alta humedad del aire, luz suficiente y riego regular, el cultivo prospera también en cualquier habitación doméstica. La única condición es saber cómo engañar a la planta para que crea estar cerca del ecuador.

Es algo que nosotros hemos logrado ya, en nuestros cuidadosos cultivos en Suiza. Ahora solo hace falta dejar pasar unos cuantos años, y nuestra planta de oficina producirá su primera cosecha de café. ¿Y entretanto? No hay más solución que esperarse, eso sí: bebiendo Café Royal.